Mercadona, Luxeapers, Almerimatik, Residencia San Rafael, el Banco de Alimentos y las hermanas del Comedor Social La Milagrosa, comparten sus experiencias en el campo del compromiso social.

ASEMPAL ha celebrado en su sede una jornada sobre “La Responsabilidad Social Empresarial, en la que se ha puesto de relieve la importancia de integrar las políticas de RSE en la estrategia vital de las empresas, su contribución e impacto en la sociedad, el aspecto diferenciador que supone frente a otros competidores y la necesidad de visibilizar esa labor para promover nuevas dinámicas en esta materia.

La jornada ha sido inaugurada por el presidente de Asempal, José Cano García, y el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, José Mª Martín Fernández, y ha contado también con la presencia de la coordinadora provincial de la Dirección General de Participación Ciudadana y Voluntariado, Laura Negrillo.

La mesa de debate ha estado formada por la directora provincial de Relaciones Externas de Mercadona, Concepción Parra; Sergio Viñolo, gerente de Luxeapers; Fernando Trigueros; gerente de Almerimatik; Miguel Lázaro, presidente de la Residencia San Rafael; Juan Azorín y Diego Tovar en representación del Banco de Alimentos de Almería y Sor Concepción Mérida, hermana de la Caridad de San Vicente de Paúl, al frente del comedor social La Milagrosa, quienes trasladaron a los asistentes las experiencias de sus empresas y entidades en el campo de la responsabilidad social.

La RSE, una oportunidad

José Cano García ha enmarcado esta iniciativa de Asempal en la apuesta estratégica de la Confederación Empresarial por reivindicar la contribución social, de espacio público y de igualdad que representan las empresas, resaltando que “a través de la gestión socialmente responsable, las empresas contribuyen al progreso colectivo de Almería y a la mejora de su entorno, agregando valor a su actividad“.

Por su parte, José Mª Martín ha destacado que desde la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, a través del servicio de Voluntariado, se ha colaborado ejerciendo como puente para poner en contacto a entidades sociales con empresas. Así, detalló iniciativas en ámbitos como el deporte inclusivo, el acogimiento familiar, el fomento del ocio entre las personas con discapacidad o la difusión del arte, la cultura y el patrimonio provincial, poniendo a disposición de las empresas interesadas el asesoramiento, la orientación y la colaboración de la Junta de Andalucía. “Las posibilidades son múltiples y para su puesta en marcha, lo principal es la voluntad por ambas partes”.

Empresas responsables

La directora provincial de Relaciones Externas de Mercadona, Concepción Parra, contó cómo la cadena de supermercados española integra trasversalmente la RSE en toda la cadena de valor de la empresa, dispone de un modelo de gestión ético que impulsa el crecimiento compartido entre todos sus componentes, y que es punta de lanza del compromiso que mantiene la compañía con la sociedad para contribuir a su desarrollo y progreso de forma sostenible.

Así, explicó innovadoras medidas en materia medioambiental, de ahorro energético, eficiencia en la gestión de residuos o el uso de energías alternativas para una mayor eficiencia en la logística; muchas de ellas ya implantadas bajo el Nuevo modelo de Tienda ecoeficiente, además de otras iniciativas en campos como la conciliación de la vida laboral y familiar, del que no hay que olvidarse.

Los asistentes también pudieron conocer con detalle el proyecto de innovación social que facilita la integración de personas con discapacidad intelectual que trabajan en la elaboración de los murales trencadís que decoran las secciones de carne y pescadería de las tiendas de Mercadona; así como la colaboración de la compañía con 140 comedores sociales, 4 de ellos en Almería, a los que espera sumar 2 más este año, con la donación diaria de alimentos y su implicación en las campañas de recogida organizadas por el Banco de Alimentos con una extraordinaria respuesta solidaria de los “Jefes consumidores”, además de donaciones propias de alimentos de primera necesidad.

Las empresas generan no solo riqueza, también valores

En el caso de Luxeapers, su gerente, Sergio Viñolo, habló del impacto social que genera esta empresa, ubicada en Nacimiento y líder en la producción, envasado y comercialización de encurtidos y aceitunas, al dinamizar la actividad económica rural e impulsar nuevas oportunidades a las personas que habitan en los municipios del entorno. Igualmente y dado el carácter exportador de Luxeapers, aludió al valor añadido que aporta la certificación en RSE en el ámbito internacional.

Por su parte, Fernando Trigueros, gerente de Almerimatik, puso énfasis en las acciones de acción social que llevan a cabo las pequeñas empresas almerienses, por su mayor cercanía con el entorno local más próximo, trasladando a los asistentes el compromiso que esta empresa referente del sector tecnológico de Almería mantiene desde su creación hace 37 años, con el apoyo y fomento del deporte amateur y de base.

De la mano del presidente de la Residencia San Rafael, Miguel Lázaro García, galardonado con el Premio Asempal 2018 en la categoría Compromiso Empresarial, se abordó la implicación social de las pymes en entidades, como la Fundación Almeriense de Tutela, que ejerce la defensa de los derechos de personas incapacitadas, desprotegidas y vulnerables, que no tienen a nadie en quien apoyarse.

Como colofón a la jornada, Juan Azorín y Diego Tovar en representación del Banco de Alimentos de Almería explicaron el funcionamiento y estricto control de esta organización sin ánimo de lucro para garantizar que la ayuda llegue a las personas más necesitadas. Recordar que la gente no acude directamente al banco de alimentos, sino que los productos se gestionan a través de entidades benéficas. Gracias a esa gestión y a la ayuda de voluntarios, empresas y administraciones, el Banco de Alimentos de Almería presta su apoyo a más de 300 colectivos de toda la provincia, con el reparto de alimentos a más de 60.000 personas.

Igualmente, Sor Concepción Mérida, hermana de la Caridad de San Vicente de Paúl, explicó la labor que realizan las religiosas y voluntarias al frente del Comedor Social La Milagrosa, garantizando diariamente el sustento de los más desfavorecidos y las personas sin recursos, una vocación de servicio que fue aplaudida por todos los asistentes.