+34 950 62 10 80 asempal@asempal.es

El presidente de la Confederación Empresarial de la provincia de Almería, ASEMPAL, José Cano, ha mostrado su inquietud por las últimas medidas adoptadas por el Gobierno, que nos alejan de los escenarios de estabilidad, moderación y seguridad jurídica que siempre venimos reclamando las empresas.

Cano ha recordado que hasta ahora el Diálogo social ha sido la base de muchas decisiones legislativas de trascendencia económica y social para mejorar el bienestar de todos. Un modelo que es un referente en Europa y que los empresarios abogamos para que sea la senda para lograr la estabilidad, empleo y paz social que tanto necesitamos.

En relación con el SMI, consideramos una gran injusticia que el Gobierno de la Nación no haya atendido las peticiones de CEOE y CEPYME para bonificar las cuotas a la Seguridad social a los agricultores que ya soportan unos costes laborales disparados. Tampoco se ha tenido en cuenta la petición para que los precios de los contratos públicos suscritos con la Administración se vieran incrementados al compás de los costes derivados del SMI para evitar la situación que están sufriendo muchas empresas, atrapadas en contratos plurianuales, sin apenas beneficios o trabajando a pérdidas. Ambas son peticiones que venimos solicitando desde hace años y que beneficiarían tanto a empresarios como a trabajadores. Creemos que el nuevo SMI lastrará la competitividad de la provincia y repercutirá especialmente en el agro y en los autónomos, pymes y microempresas, que son mayoría en el tejido empresarial almeriense. Es lo siempre; como dice el presidente de CEOE, “Yo invito, pero pagas tú”.

Los empresarios tampoco entendemos el que no se hayan tenido en cuenta, como marca el Estatuto de los trabajadores en su artículo 27, los criterios técnicos para subir el SMI como la productividad o la inflación y se haya planteado en términos de ultimátum y amenazas de castigo. Eso no es negociación.

En cuanto a las cesiones a los independentistas, el presidente de Asempal reitera que se está hablando de temas muy delicados y reclama como elementos imprescindibles para generar un clima de inversión favorable, la unidad de mercado, la seguridad jurídica y la libertad de empresa.