+34 950 62 10 80 asempal@asempal.es

El pasado mes de junio la Comisión Europea expresó su interés por avanzar en materia de salud mental a través del comunicado Un nuevo enfoque global de la salud mental, con el que anuncia el inicio de un nuevo planteamiento estratégico, que pretende ser un punto de inflexión en la forma en la que hasta ahora se gestiona el cuidado de la salud mental. Para ello, se llevarán a cabo  acciones que traten de equiparar la salud mental al cuidado de la salud física.

Este nuevo enfoque estratégico se coordina de forma intersectorial, con la intervención de las instituciones públicas y los agentes sociales, integrando la gestión de la salud mental no solo en las políticas sanitarias, sino en todas las políticas de las Comunidades con el fin de abordar los factores de riesgo que impliquen problemas de salud mental desde todos los ámbitos, ya que, como expresa el comunicado, “El enfoque global actual de la salud mental de hoy insta a la colaboración de los agentes nacionales y regionales, los sectores de la política sanitaria y no sanitaria y las partes interesadas pertinentes, desde organizaciones de pacientes y de la sociedad civil hasta el mundo académico y la industria”.

La estrategia se basa en tres principios rectores:

  1. Tener acceso a una prevención adecuada y eficaz.
  2. Tener acceso a una asistencia sanitaria y un tratamiento mentales asequibles y de alta calidad.
  3. Poder reintegrarse en la sociedad tras la recuperación.

El objetivo es crear herramientas que fomenten un cambio a nivel global, impulsen las estructuras existentes y lleven a cabo un seguimiento de las acciones, para ello, la estrategia cuenta con veinte iniciativas emblemáticas y una financiación de 1.230 millones de euros procedentes de varios instrumentos financieros.

Entre las actuaciones que se llevarán a cabo, la Comisión incluye la necesidad de abordar los riesgos psicosociales en el trabajo, considerando la salud mental como una pieza clave para la capacidad de trabajo, la competencia y la productividad, siendo al mismo tiempo los más complejos de gestionar en materia de salud y seguridad en el trabajo.

Atendiendo al contexto actual de acelerada digitalización, entre los desafíos de la UE, se encuentran prevenir y gestionar los riesgos psicosociales ocasionados por las nuevas formas de trabajo introducidas, como plataformas digitales y teletrabajo.

También se quiere fomentar entre los Estados miembros el desarrollo de políticas para prevenir y reforzar la resiliencia de quienes desempeñan trabajos esenciales, profesionales de la salud y de la educación, así como ayudar a visibilizar los problemas de salud mental en el sector agrícola y en poblaciones de zonas rurales.

De la veintena de iniciativas emblemáticas introducidas en la nueva estrategia, dos de ellas están diseñadas para abordar la salud mental en el trabajo. Son las siguientes:

  • Iniciativa a nivel de la UE sobre los riesgos psicosociales:
  • La Comisión llevará a cabo una revisión por pares de los enfoques legislativos y de ejecución para abordar los riesgos psicosociales en el trabajo en los Estados miembros con vistas a presentar una iniciativa a nivel de la UE sobre los riesgos psicosociales a medio plazo, en función de sus resultados y de las aportaciones de los interlocutores sociales.
  • Campañas en los lugares de trabajo de la UE:
  • Campaña “Trabajos saludables” de la EU-OSHA a escala de la UE: “Trabajo seguro y saludable en la era digital”, con énfasis en la salud mental en el trabajo (2023-2025).
  • Campaña “Trabajos saludables” de la EU-OSHA a escala de la UE en materia de riesgos psicosociales y salud mental en el trabajo, con énfasis en los sectores profesionales nuevos y desatendidos, incluidos los sectores de la agricultura y la construcción, así como los grupos de trabajadores poco cualificados, migrantes o jóvenes (2026-2027/2028).

COMUNICADO DE LA COMISIÓN EUROPEA